Un hecho sangriento vuelve a conmocionar al país. El lunes a la noche, una joven de 18 años recibió un tiro en la cabeza mientras caminaba con su hermana y un amigo en la localidad bonaerense de Monte Grande.

La víctima se llamaba Zoe Nerea Cortez y volvía de realizar ejercicios. De repente, un auto detuvo su marcha y desde el asiento trasero, un hombre le apuntó a la cabeza y le descerrajó un disparo. Así, sin mediar palabras.

Zoe Nerea Cortez

Los jóvenes que la acompañaban atinaron a correr y el auto continuó su camino. Cuadras después, fue abandonado y se comprobó que había sido robado. En tanto, la víctima quedó tendida en el suelo y a los pocos minutos, falleció.

Durante el velatorio, la adolescente que acompañaba a su hermana en la trágica noche, recibió un mensaje en sus redes sociales donde le manifestaban que la bala era para ella. A partir de ahí, las sospechas comenzaron a centrarse en un hecho de hace dos años atrás.

La jovencita sobreviviente, Sol, denunció en aquella oportunidad a un tío materno y ya su pareja (policía) de haberla abusado sexualmente. Tras el juicio oral, los acusados quedaron libres por falta de pruebas.

La familia sospecha que este caso podría tener algún tipo de vinculación por el mensaje que la menor recibió en pleno velorio. Por estas horas, la Justicia continúa investigando los pormenores del hecho y se analizan los videos de las cámaras de seguridad de la zona que captaron el sangriento momento.