Cerca de las 20.30, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, brindó una conferencia de prensa, luego de mantener una reunión en Casa Rosada, encabezada por el presidente Alberto Fernández.

A las medidas anunciadas este domingo por el jefe de Estado para intentar frenar el brote del coronavirus en el territorio argentino, recién se sumaron otras más en lo concerniente a lo meramente económico y social.

Ellas son:

– Se autoriza a todos los agentes del sector público nacional a no concurrir al lugar de trabajo. Podrán trabajar desde sus domicilios en cualquiera de las modalidades de contratación.

– No están exceptuados los agentes del sector público que presten servicios esenciales según lo determinen las autoridades de cada jurisdicción y que no puedan ser realizados desde sus domicilios.

– Se otorgan licencias a todos los agentes del sector público y privado que tengan hijos menores escolarizados. En este caso, la licencia se otorga a uno de los padres y/o tutores.

Embarazadas, mayores de 60 y grupos de riesgo de los sectores público y privado quedan liberados de concurrir a su lugar de trabajo.

– Los mayores de 60 que cumplan servicios esenciales deberán concurrir a su lugar de trabajo.

– Todo el personal del servicio público y privado de salud se considera servicio esencial. Embarazadas y grupos de riesgo con enfermedades crónicas nunca podrán ser considerados personal esencial.

– Se recomienda a las empresas del sector privado que trabajen con la mínima cantidad de empleados. Y que adopten medidas para trabajar a distancia.

– Se insta a todos los niveles gubernamentales, provinciales y municipales, a sumarse a estas medidas.