REGIONALES

Habló el hombre que atacó a trompadas al guardia de seguridad e intentó defenderse

El sábado a la noche, un hombre atacó a trompadas al guardia de seguridad de su edificio que le recriminó el incumplimiento del período de aislamiento tras regresar con su familia desde los Estados Unidos.

Las imágenes se viralizaron rápidamente y generaron repudio entre la gente por la violencia del agresor. La víctima resultó con el tabique fracturado y tuvo que ser asistido en el hospital de Vicente López.

Hoy, dos días después, el sujeto rompió el silencio. Se trata de un preparador físico de 40 años, que fue imputado por el juez federal de San Isidro, Lino Mirabelli por violar el artículo 205 del Código Penal.

En su defensa, Miguel Ángel Paz dijo que fue una acto “desmedido” y ofreció sus disculpas al vigilador, Gustavo Granucci. Explicó que cuando volvió de viaje sintió que su familia era asediada y que había una paranoia en el edificio y que se enteró de que el custodio hizo correr la voz de que no cumplía con la cuarentena. Afirmó que sí, que era cierto pero que estaba mal informado y creyó que él y su familia al no tener síntomas podía hacer salidas cortas. Aseguró que tuvo que salir porque había tenido un problema familiar. También contó que intentó explicarle al custodio que no había incumplido la cuarentena”.

Asimismo reveló que no amenazó ni insultó al custodio y que lo golpeó por haberse sentido agredido por un empujón que recibió.

Mirabelli también le imputó la violación del artículo 239 del Código Penal , que establece que será reprimido con prisión de quince días a un año la persona que “resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal.

Tags
Back to top button
Close