Las alarmas se encendieron a durante el inicio de la mañana de hoy en Tucumán, cuando comenzaron a desalojar la guardia del Hospital de Niños ante un posible caso de Coronavirus en un niño. Se activó el correspondiente protocolo para verificar el estado del niño.

Se desalojó la guardia de emergencias por calle Rondeau, y se obligó a padres con niños en brazos a esperar en la acera hasta tener precisiones sobre la atención.

Los profesionales y auxiliares del nosocomio infantil tienen miedos ya que no cuentan con elementos de protección de seguridad para trabajar en casos de aparición del Covid-19.