Los casos de coronavirus en Uruguay se dispararon de un día para el otro luego de que una diseñadora que había contraído el virus, asistió a una boda y desató decenas de contagios.

Se trata de Carmela Hontou quien regresó de un viaje en Europa y no realizó la cuarentena. En lugar de ello, asistió a una tremenda fiesta de casamiento y allí transmitió el virus a 20 personas.

Al tomar conocimiento, las autoridades de ese país decidieron aislar a esos invitados y ponerlos bajo tratamiento. Lo mismo sucedió con la empresaria que quedó refugiada en su casa.

Sin embargo, los vecinos del edifico alertaron a las autoridades policiales de que Hontou no cumple a rajatabla las medidas. Señalan que los hijos entran y salen del departamento, poniendo en riesgo su vida y la del resto de los habitantes.

En varios posteos que la diseñadora realizó en sus redes sociales se disculpó por haber propagado el virus y adujo que no fue su “intención hacer daño a nadie”. Además, agregó que la está “pasando muy mal”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Carmela Hontou (@carmela.hontou) el

Cabe recordar que Uruguay ya tiene 50 casos confirmados y por este motivo, decidió cerrar sus fronteras con otros países.