Tras la rápida propagación del coronavirus, diferentes países cerraron sus fronteras y también sus principales atractivos turísticos.

Sin embargo, varias personas se tomaron la cuarentena como “vacaciones” y a principios de semana decidieron arribar a la ciudad de Monte Hermoso, donde ingresaron alrededor de mil vehículos. En horas pico, hubo hasta cinco kilómetros de cola para atravesar el único puesto que hay en el acceso a la localidad balnearia.

Para evitar que suceda lo mismo, en Tucumán, los delegados de Tafí del Valle y San Pedro de Colalao, tomaron una decisión: cerrar atractivos turísticos, bares y hasta hoteles.

“Queridos turistas, veraneantes, amigos que visitan nuestro querido pueblo hoy les escribo en mí carácter de Comisionado Comunal, con la preocupación y ocupación que está difícil realidad mundial nos exige. Les escribo para hacerles un pedido , que créanme me resulta más difícil ami que a ustedes, les pido que en los próximos días/semanas y hasta que está situación mejore, eviten visitarnos, salvo por razones de fuerza mayores”, pidió Walter Mamaní, el delegado comunal de San Pedro de Colalao.

“Nuestro pueblo no cuenta con un sistema de Salud para enfrentar un avance de está enfermedad, solo tenemos un CAPS, no vamos a poder cuidarte si te enfermas aquí”, expresó sinceramente.

Queridos turistas, veraneantes, amigos que visitan nuestro querido pueblo hoy les escribo en mí caracter de Comisionado…

Posted by Walter Ricardo Mamani on Sunday, March 15, 2020