Se reforzará la asistencia alimentaria a comedores escolares y comunitarios y se modificará de forma temporal el sistema de distribución de la tarjeta Alimentar para garantizar que el dinero llegue a las familias que necesitan fortalecer su nutrición.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Nación dispuso un conjunto de medidas para reforzar las políticas alimentarias y de emergencia social ante la cuarentena nacional por el coronavirus.

“En términos generales hay ocho millones de personas que reciben asistencia alimentaria en la Argentina. Cerca de tres millones de chicos comen en las escuelas y el resto en comedores y merenderos. Por eso, ampliamos las partidas presupuestarias para hacer frente esta situación y avanzar hacia un sistema de viandas que respete las prevenciones del distanciamiento social”, explicó Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social.

El funcionario también anunció que se está trabajando con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y las provincias para asistir a las familias en situación de calle.

Las 400 mil tarjetas Alimentar que aún no se distribuyeron se acreditarán por medio de la Asignación Universal por Hijo, para que las familias puedan disponer del dinero para la compra de alimentos.

“Como no lo pudimos hacer por las restricciones a la circulación, lo que se hará es cargar el monto de la tarjeta alimentaria en la Asignación Universal por Hijo, y así todos podrán tener su prestación alimentaria”, explicó Arroyo.

De ese modo, se garantizará que el dinero de la tarjeta alimentaria llegue a las madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento estén percibiendo la AUH, embarazadas a partir de los 3 meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que reciban la AUH.

Hasta el momento las tarjetas acreditadas llegaron a un millón cien mil plásticos. En los próximos días se acreditarán los montos por medio de la AUH para las 400 mil familias que aún no la recibieron. El plan prevé entregar más de 1.500.000 tarjetas, que alcanzarán a más de 2.800.000 destinatarios (niños y niñas de 0 a 6 años, embarazadas y discapacitados con AUH).