Tiempo atrás, se supo que Florencia Kirchner padecía una enfermedad, que la obligó a instalarse un Cuba unos meses. Desde entonces, su madre, Cristina Fernández de Kirchner, viajó en algunas ocasiones a visitarla.

Si bien la cineasta se mantuvo hermética la mayor parte del tiempo, en una ocasión, publicó una fotografía junto a su madre, que generó una gran polémica. Miles de usuarios viralizaron la imagen y hasta armaron memes, asegurando que la hija de Néstor se había hecho un retoque estético en la nariz.

View this post on Instagram

A veces, el amor hacia una otra, no nos hace querer ver que la persona que queremos no está bien, que está enferma, que se desvanece a nuestro lado. Con todo el dolor que eso implica, vos lo asumiste, te pusiste a disposición de mi cuerpo y mi mente. Supiste adaptarte a los tratamientos que necesitaba mi situación de salud. A los altos y bajos físicos, psíquicos y emocionales de mi persona. A este proceso de curación, cuidando vos a mi hija cuando yo no podía, trayéndola por el cielo para que esté conmigo. Yo acá, vos yendo y viniendo con el mundo en los hombros. Acompañar a quienes no estamos bien no es algo sencillo, requiere de consultas médicas, esfuerzo y trae consigo todo un universo de complejidades inimaginables, hasta que mutan a la vida tangible cuando una decide estar en esa, al lado de la enferma. Todo trato se desarrolla con extrema delicadeza, es que cualquier cosa aplasta al que no puede. Están lxs enfermxs, pero también están lxs que quieren acompañar y ahí estás vos, siendo mi madre, toda, demasiada humana. Gracias. Yo, siempre con vos. Feliz cumpleaños mamá! @cristinafkirchner

A post shared by Florencia Kirchner (@florenciakf) on

Ahora, en medio de la cuarentena obligatoria debido a la propagación de coronavirus, la exmandataria anunció a través de su cuenta de Twitter, que regresan al país: “En unas horas más, regresaré a Buenos Aires en el vuelo semanal de Cubana de Aviación con mi hija Florencia”.

“Ella junto a sus médicos y sus médicas, lograron restablecer parte de su salud perdida y hace un tiempo vienen trabajando su regreso a casa. Pero ya se sabe, nada es tan sencillo. Por eso Flor me pidió que la venga a buscar para ayudarla… sentía que sola no iba a poder”, aclaró.

Luego, de manera irónico, aclaró: “Si bien Cuba no es un país de riesgo, al llegar cumpliré con los 14 días de aislamiento. Sé que es una obviedad decirlo pero ya se sabe… a veces hay que aclarar hasta lo obvio”, además aprovechó para pedirles a todos que “se cuiden y que respeten el aislamiento”.

Florencia abrió su cuenta de Instagram durante el mes de febrero, y ahora, en su último posteo, transcribió lo que escribió en su diario personal. “Recorte de mi diario. 18 de Octubre/2019. Del papel al celular: Estoy empezando a pensar que le temo a todo el día menos a la mañana primera”, comenzó.

View this post on Instagram

Recorte de mi diario. 18 de Octubre/2019. Del papel al celular: Estoy empezando a pensar que le temo a todo el día menos a la mañana primera. A la tarde no la supe manejar. El mediodía es detestable. Y la noche… no sé qué hacer con ella (…) pero hay rasgos de mi personalidad que a veces me preocupan. Espero el amanecer como nadie. Me metería en la luna y la rompería toda. Estos días no estoy queriendo a la noche, y eso que yo antes la buscaba. Seguiré leyendo hasta que la medicación no me permita estar más despierta. (…) Temo tener siempre problemas para dormir. Tendría que encontrarme con alguien al que le pase lo mismo, y cruzarlo por la noche en el pasillo, porque habrían dos habitaciones. Habría que siempre visitarse. Eso me emociona, tocar la puerta. Tocame la puerta.

A post shared by Florencia Kirchner (@florenciakf) on

 

“A la tarde no la supe manejar. El mediodía es detestable. Y la noche… no sé qué hacer con ella (…) pero hay rasgos de mi personalidad que a veces me preocupan. Espero el amanecer como nadie. Me metería en la luna y la rompería toda. Estos días no estoy queriendo a la noche, y eso que yo antes la buscaba. Seguiré leyendo hasta que la medicación no me permita estar más despierta. (…) Temo tener siempre problemas para dormir”.

Para finalizar, escribió: “Tendría que encontrarme con alguien al que le pase lo mismo, y cruzarlo por la noche en el pasillo, porque habrían dos habitaciones. Habría que siempre visitarse. Eso me emociona, tocar la puerta. Tocame la puerta”.

Lee también   Standard & Poor´s mejoró la calificación de la deuda de Argentina