Las noticias a nivel internacional no tardan en llegar, y esta vez, parecen ser buenas. En medio de la psicosis que genera la propagación del coronavirus y la cuarentena llegó una primicia que dio un respiro.

El profesor Didier Raoult, un infectólogo francés, aseguró que el tratamiento que encontró para el COVID-19, es efectivo. Está basado en 600 mgs de hidroxicloroquina cada 12 horas, y un comprimido de azitromicina por día. Ante esta posibilidad, el gobierno francés autorizó los ensayos clínicos en varios centros hospitalarios de Francia.

Comenzó sus ensayos en hospitales de Wuhan, Pekín y Shanghái para evaluar el resultado de la medicación. “Los resultados obtenidos hasta ahora con más de 100 pacientes han demostrado que el fosfato de cloroquina es más eficaz que el tratamiento recibido por el grupo comparativo para contener la evolución de la neumonía, mejorara el estado de los pulmones, para que el paciente vuelva a dar negativo al virus y acortar la duración de la enfermedad“, dijo.

“La capacidad antiviral y antiinflamatoria de la cloroquina podría tener una eficacia potencial para tratar pacientes afectados con neumonías provocada por el Covid-19”, aseguró.

Los resultados se conocieron el 19 de marzo: los que han recibido Plaquenil (hidroxicloroquina) son portadores del virus a un 25 por ciento luego de seis días y los que no fueron tratados con este medicamento son portadores del virus a un 90 por ciento luego de seis días.

https://www.youtube.com/watch?v=l9BqnCiEDkY