NACIONALES

Surfer regresó de Brasil, violó la cuarentena, se burló de la Policía y quedó detenido

La irresponsabilidad de algunos argentinos en época de crisis sanitaria, dejan perplejos a los habitantes que sí cumplen con la cuarentena obligatoria decretada por el gobierno nacional días atrás.

En las últimas horas, trascendió a través de medios de comunicación, el caso de un surfer de 27 años que protagonizó una serie de incidentes. En primer lugar, el joven manejaba su camioneta con tablas de surf sobre el techo del vehículo por Panamericana.

Federico Llamas fue interceptado por la prensa que cubría el operativo de control. Al ser consultado de dónde venía, el muchacho respondió de manera prepotente. En un comienzo dijo que venía de su casa y después confesó que volvía de Brasil, una de las zonas consideradas de riesgo.

“Vengo de vacaciones, querida. ¿Vos a dónde te vas? ¿A Miami? Yo no puedo irme a Miami, tengo que agarrar el auto e irme a Brasil”, le respondió a una periodista. “Me fui el 8 [de marzo], mis vacaciones empezaron tranquilamente. Se desató el quilombo este y decidí volver porque no puedo estar en otro país en una catástrofe mundial”, continuó.

Después de tres horas de operativo, en el que se negó a firmar el acta, un móvil y dos motos de Prefectura escoltaron a Llamas hasta su casa del Pasaje Fabre, en el barrio porteño de Flores, para que comience a cumplir con la cuarentena y se retiraron. Llamas frenó frente a su casa, esperó que se alejaran y, apenas unos segundos más tarde, encendió el motor de su camioneta y escapó. Un vecino registró la escena desde un balcón y el video se viralizó rápidamente.

Trascendida la noticia, el juez federal de San Isidro Lino Mirabelli ordenó la captura del exrugbista quien fue hallado en Ostende, una ciudad balnearia donde reside su madre.

Lee también   Alberto Fernández se olvidó de la clase media: 10 mil pesos en Abril para trabajadores informales y monotributistas de las categorías más bajas

El juez federal Alejo Ramos Padilla está a cargo de la situación por cuestión jurisdiccional, al ser lo que se le imputa a Llamas un delito federal. Quedará detenido en la casa de Ostende de manera preventiva y será indagado en los próximos días, seguramente por videoconferencia.

Además, le allanaron la casa en Ostende, embargaron sus bienes en 500 mil pesos y le secuestraron la camioneta. Le hicieron hisopado para Covid 19. Quedará en cuarentena y arresto domiciliario.

Sumado a ello, se le negó la posibilidad de salir de su casa ni siquiera para comprar provisiones. Está acusado de infringir el artículo 202 del Código Penal que reza: “Será reprimido con reclusión o prisión de tres a quince años, el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Tags
Back to top button
Close