NACIONALES

Habló el surfer, se victimizó y apuntó contra los medios: “Se armó un circo y fui carne de cañón”

Este miércoles un surfer de 27 años fue noticia a nivel país por violar la cuarentena obligatoria. El mismo circulaba en una camioneta por Panamerica, con tablas de surf sobre el techo del vehículo y completaba el look veraniego con musculosa y anteojos de sol.

Se mostró prepotente con los medios de comunicación que cubrían el operativo y mintió sobre su procedencia. Primero dijo que regresaba del lado de Uruguay y finalmente confesó que volvía de Brasil, una de las zonas consideradas de riesgo.

Luego de que se negara a firmar un acta, los efectivos lo custodiaron hasta su casa en Flores (donde tenía asentado su domicilio en el DNI). Ni bien se retiraron los uniformados, el exrugbista encendió el motor y se fue a Ostende, donde reside su madre.

Las imágenes en las que burlaba a la Policía se viralizaron rápidamente y por disposición del juez, allanaron su vivienda materna, lo embargaron por $500.000 y quedó con arresto domiciliario. Además, no podrá salir a comprar ni siquiera víveres.

Luego del escándalo, Federico Llamas realizó su descargo y habló con Todo Noticias, donde se victimizó y apuntó contra los medios de comunicación. “Al encontrarme con los medios y la policía me di cuenta de que era carne de cañón por las tablas”.

“Eran bastantes periodistas y camarógrafos que me decían cosas para que reaccionara. Me sentí muy expuesto porque me vengo cuidando y ellos estaban todos sin barbijos”, expresó.

Además explicó: “En estos últimos meses estuve viviendo con mi papá, pero como tiene problemas por una insuficiencia cardíaca decidí no ir para allá y por eso sentí que lo mejor era hacerlo donde vive mi mamá con su familia”.

Respecto a su retirada del domicilio de Flores, aclaró que esa vivienda no está en condiciones de habitar y que tampoco tiene las llaves para poder ingresar.

Tags
Back to top button
Close