MUNDO

China, el país donde se habría iniciado el coronavirus, es el mayor exportador de barbijos

Insólito pero real. China, el primer país donde se habría iniciado el coronavirus y que terminó en pandemia, se convirtió en el mayor exportador de barbijos de todo el mundo.

Desde que la epidemia se propagó a otros países, varios empresarios se embarcaron en la lucrativa tarea de fabricar mascarillas para venderlas a otros mercados, dada la reducción de casos en su propio país.

Entre enero y febrero, China registró 8.950 nuevos productores y produce 116 millones de barbijos al día, de los cuales, gran parte está destinada a la exportación.

Shi Xinghui, director de ventas de una empresa con sede en Dongguan (sur), afirmó: “Una máquina para fabricar mascarillas se ha convertido en una imprenta de billetes”, y agregó: “Producimos entre 60 mil y 70 mil barbijos al día. Es como fabricar dinero”.

Según trascendió, muchas fábricas están abiertas día y noche y los productores sólo duermen unas pocas horas para poder continuar con el negocio.

La escasez de mascarillas a nivel global ha provocado un aumento exponencial de la materia prima. Guan Xunze, el precio de la tela para la producción de las mismas, pasó de 10.000 a 480 mil yuanes por tonelada (el equivalente de 1.300 a 62 mil euros).

Cuesta creer que un escenario actual, de miles de muertes en todo el mundo por el COVID-19, todavía haya gente que fabrique elementos tan esenciales como actividad meramente lucrativa.

Tags
Back to top button
Close