La pandemia del coronavirus y su rápido avance, obligó a que varios países decretaran la cuarentena social. Entre ellos, la Argentina que se debió adecuar a las medidas. La economía comenzó a resentirse y muchas actividades quedaron paradas.

En este contexto y debido a la falta de trabajo, varias empresas aprovecharon la situación para comenzar a despedir o suspender a sus empleados.

Es justamente el telegrama que le llegó a un trabajador de un cine de Buenos Aires en el que prescindieron de sus servicios bajo el argumento de “un hecho de fuerza mayor que ocasiona un grave perjuicio financiero de extrema magnitud que incide de forma directa en su actividad comercial por la falta de trabajo en todos sus ámbitos de explotación comercial”.

Días atrás, desde la Asociación de Abogados Laboristas, solicitaron al Gobierno Nacional a que decrete la prohibición de los despidos hasta que finalice el aislamiento obligatorio que lo podrían extender hasta el 12 de abril.

“En pocos días de vigencia del Aislamiento Social Preventivo Obligatorio, los abogados y abogadas laboristas recibimos miles de denuncias de incumplimientos por parte de los empleadores a las medidas dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional en el marco de la emergencia sanitaria. Ese nivel de incumplimiento demanda la adopción de nuevas disposiciones para garantizar el aislamiento y la protección de los sectores más vulnerables”, señalaron desde la entidad a Infobae.