Cuando todo parecía marchar mejor entre kirchneristas y oposición, un nuevo tema puso sobre el tapete la grieta que siempre existió entre unos y otros. El pasado lunes a la noche, se realizaron cacerolazos en varios barrios de Capital Federal solicitando que la clase política rebaje sus sueldos en época de pandemia de coronavirus. La iniciativa surgió a través del hashtag #BajenseElSueldo y tuvo gran alcance.

Como siempre sucede en este tipo de situaciones, muchos militantes afines al gobierno salieron al cruce y defendieron los salarios de los políticos. Sin embargo, la euforia de una vecina “K”, llamó la atención y sobresalió del resto. Un vecino grabó el momento en que comenzó a insultar a la gente del barrio desde su balcón y las imágenes se viralizaron rápidamente por Twitter.

“Barrio de garcas, son garcas no son gorilas. Son unos hijos de mil p… que miran TN y le dicen “la chorra” y después piden la pala y piden para trabajar y cuando trabajan no valoran el laburo. La con… de su madre”, comienza expresando con mucha furia la mujer para luego agregar: “Y tengo huevos, tengo ovarios porque este es un barrio de garcas. Barrio de garcas, barrio de desagradecidos, cacerolean, caceroléense la chota. No tuvieron huevos para ir y pelear”.

Luego de la repercusión mediática que tuvo el video, la protagonista se filmó para hacer un descargo, ya en un tono más tranquilo, pero confrontativa: “Hola, me llamo Paula Albarracín. Vivo en Quesada y Libertador para los que quieran venir a buscarme. No tengo miedo a absolutamente nada, porque si le tuviese miedo sentiría que estoy en la dictadura y como estoy en los brazos de Alberto, no estoy en la dictadura”.

Acto seguido, explicó que su reacción “de salir al balcón y decir que todos son una manga de hijos de p…” fue porque quería insultar a uno de sus vecinos que  “se rasca las p… todo el día”.

Paula no es la única ferviente defensora del Gobierno. También se ubican dentro de ese universo, periodistas, políticos, politólogos y de muchas ramas más. Para citar ejemplos: Alicia Castro, fue diputada nacional y se autodefine como militante política y sindical. En sus redes sociales, abundan las muestras de apoyo al kirchnerismo y burlas a los cacerolazos de la oposición. Retuiteó varios posteos de otras personas, criticando este accionar.

Otro ejemplo, Luis Santoro. Docente y político radical. Actualmente diputado de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el bloque “Frente de Todos”. En las últimas horas quedó en evidencia, luego de que saliera a la luz un tuit que escribió en diciembre de 2017, criticando al gobierno de turno (en ese momento Mauricio Macri) y celebrando los cacerolazos en esa época.

El texto cita lo siguiente: “Por la magnitud del saqueo y lo grosero del cinismo oficial, el cacerolazo de esta noche resulta una expresión moderada de descontento popular. Sr Presidente (a Macri) está jugando con fuego, contribuya a la paz social, retire el proyecto”. Paralelamente, se filtró un nuevo mensaje que escribió hace dos días atrás en la red social del pajarito, desprestigiando esa misma acción, en este Gobierno.

“No hay que hacer cacerolazos. De esta crisis sanitaria / económica y social salimos solo con UNIDAD NACIONAL. Hay que salir a cantar el himno y dejar atrás las divisiones. No estamos para pelearnos desde los balcones! Tomemos conciencia del quilombo en el que estamos todxs. Unidad”, escribió contundente, sin saber que de los archivos en Twitter no se salva nadie.