En el mes de diciembre, China se volvió noticia a nivel mundial por el surgimiento de la epidemia de coronavirus en la ciudad de Wuhan y, el 11 de enero, anunciaban el primer fallecido. Sin embargo, hace unas semanas, se conoció que en ese lugar, ya no hubo nuevos casos de infectados.

El 11 de marzo, la OMS declaró la pandemia, ya que el COVID-19 comenzó a registrarse en varios países del mundo, entre los más afectados España e Italia. Pero ahora, la preocupación por la cantidad de muertos, se trasladó al otro continente: América.

Resulta ser que en Estados Unidos el número de muertos por coronavirus, superó a los de China. De acuerdo al recuento que lleva la Universidad Johns Hopkins, la cifra se duplicó en 3 días. Llegó a 4.076, cuando el sábado eran 2.010.

Más del 40% de la muertes se registraron en el estado de Nueva York, según el balance. En tanto, el número de contagios llegó a 189.510. Tras haber minimizado inicialmente el impacto del coronavirus, el presidente Donald Trump advirtió a los estadounidenses que las próximas “serán dos semanas muy, muy dolorosas”.