Debido a la pandemia de coronavirus, el mundo entero decidió cancelar sus espectáculos, eventos deportivos, festividades, y cualquier otro acontecimiento que genere la conglomeración de personas. Cabe destacar, que Bielorrusia es la única nación de Europa que sigue realizando partidos de fútbol profesional con público.

Como era de esperarse, también se anunció la suspensión del torneo de Wimbledon. Es la primera vez que el evento se ve afectado por algo que no sea una guerra, ya que se canceló durante un par de períodos anteriormente: de 1915-18 por la Primera Guerra Mundial, y de 1940-45 por la Segunda Guerra Mundial.

Wimbledon se iba a jugar en las afueras de Londres entre el 29 de junio y el 12 de julio. En cambio, la próxima edición se realizará entre el 28 de junio y 11 de julio de 2021.

“Ha pesado mucho en nuestras mentes que (Wimbledon) sólo había sido interrumpido previamente por las dos Guerras Mundiales”, dijo el director del club Ian Hewitt. “Pero, después de una consideración exhaustiva de todos los escenarios, creemos que la decisión correcta en medio de esta crisis global era cancelar el campeonato de este año, y en cambio concentrarse en cómo usar los recursos que tiene Wimbledon para ayudar a nuestra comunidad”.

Ante esta noticia, Roger Federer, en su cuenta de Twitter, publicó la famosa frase “no hay gifs para expresar lo que estoy sintiendo” y aseguró sentirse “devastado” ante la noticia. Sin embargo, estuvo de acuerdo con que la prioridad absoluta son “la familia y la salud”.