Son muchas las parejas que tuvieron que cancelar su boda, algunos consiguieron reprogramarla y otros, están a la espera de nuevas fechas. Belén Francese fue una de las afectadas debido a la cuarentena por la pandemia de coronavirus, por lo que tuvo que posponer su matrimonio con Fabián Lencinas, con quien está en pareja desde el verano de 2019, que iba a realizarse el 16 de mayo.

Ante el aislamiento obligatorio, indicó: “Nos adecuamos a la situación del país”. En diálogo con Teleshow, Belén contó todos los detalles al respecto y aseguró que el casamiento se llevará a cabo los primeros días de octubre.

La fiesta la celebrarán en Otaviano Bodega y Viñedos, ubicada en la zona de Alto Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza, provincia de donde es oriundo el empresario. Claudio Cosano le diseñará el vestido para la celebración en Mendoza, mientras que las hermanas Erika y Ana Luksas, de Ciara Women, confeccionarán el de la unión civil. Daniel Casalnovo, por su parte, vestirá a Lencinas.

Sin embargo, Francese aseguró que la unión civil se llevará a cabo apenas levanten la cuarentena: “Mi futuro marido tiene miedo de que me escape”, bromea. ¿En dónde será la luna de miel? “Sorpresa”, agrega Lencinas del otro lado del teléfono. “Por lo menos decime si es invierno o verano para ver qué pongo en la valija”, le pidió ella.

Respecto a las consecuencias económicas que depara la pandemia, la humorista recalcó: “Nosotros vivimos de lo que hacemos”, dijo, haciendo alusión a sus compañeros de elenco. “Llegaré al casamiento con los ahorros y después me reinventaré, como hice siempre”, explicó. “De eso se trata, aunque obvio que me preocupa lo que está pasando. Rezo mucho para que se encuentre rápido una vacuna. Hay que tener fe en que esto pasará”, finalizó.