La cuarentena obligó a varios programas de televisión a adecuarse a esta medida y realizaron modificaciones en sus estudios para prevenir los contagios de COVID-19. En el caso de Intrusos, Jorge Rial se refugió en su casa, al igual que Débora D’Amato quien debe cuidar de su pequeña hija y Daniel Ambrosino. En estudios, quedó a cargo de la conducción Adrián Pallares acompañado de Guido Záffora y Marcela Tauro.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

❤️ @deboradamato ❤️ #Intrusos

Una publicación compartida por #Intrusos (@intrusos) el

Este martes, el legendario conductor convocó a todos a través de una videollamada, para conocer cómo transitaban el aislamiento obligatorio. Débora aseguró que no contaba con tiempo para explorar su sexualidad por que el cuidado de su hija pequeña se lo impedía. Luego, fue el turno de Ambrosino que dejó a todos con la boca abierta.

El periodista reveló que a causa del coronavirus, su relación de pareja con otra persona que reside en Miami, terminó. Al parecer, al estadounidense no le cayó en gracia que su novio quisiera sacarse el anillo que le había regalado.  En este punto, Rial le preguntó si realizaba el duelo por la ruptura o si estaba haciendo todo lo contrario.

¡Ningún duelo! La aplicación esta, Zoom (utilizada para hacer videollamadas), es buenísima para las madrugadas. No te das una idea”, aseguró el panelista.

¿Hacés orgías?”, repreguntó el conductor, debido a que esa plataforma permite conectarse con muchos usuarios al mismo tiempo. “Es una orgía virtual, podríamos decirlo”, lanzó seguro Ambrosino.

Ante la zarpada confesión, Débora le recordó que estaban al aire, y su compañero reformuló la confesión: “A la madrugada coloreamos mucho, como dicen en Sex and the City”. ¡Chan!