José María Listorti dialogó con Miguel Granados Martín Garabal en el programa radial “Últimos Cartuchos“, en donde decidió mostrar una faceta de su vida, dejando de lado los conflictos televisivos en los que está envuelto desde hace algunos días por discusiones en su programa “Hay que ver”.

En esa conversación por videollamada, el comediante recordó su paso por “VideoMatch” y confesó cuál era el skecht que menos le gustaba. “Las notas del jugo loco las odié toda mi vida; me parecía tonta, torpe, básica, de nene de primaria poniéndole sal a un jugo para que hagan caras, era de preescolar. Y a Marcelo, parece que no sé si a Micaela o Candelaria, que en ese momento eran chicas, las hacía reír… Y me hacía grabar esa nota siempre, y yo sufría”, reveló.

Además, contó algunos detalles de frases que quedaron para la historia, como: “Le gustó o no le gustó”, que según explicó, tuvo un surgimiento original. “Salió de mí mismo, para divertirme por mi cuenta e “intentar que la gente se ría de otra cosa”, sostuvo Listorti al ser consultado al respecto.

Pese a ser comediante, reconoció que le tocó estar del otro lado y no le gustó nada. Ante esa declaración, contó una anécdota: “Me daban cada porquería para comer… Una vez pedí un té y me lo dieron con sal, y yo me di cuenta porque le habían puesto mucha y se veía. Se lo dije, se fue a traerme otro, y tres veces me trajo el mismo té con sal, hasta que me tuve que ir del lugar”.