Julio Iglesias está pasando un difícil momento junto a su mujer Miranda Rijsnburger. La holandesa, de 54 años, pareja del cantante desde hace más de tres décadas, tuvo que despedirse de su madre, Paula Bakker a consecuencia de una larga enfermedad que arrastraba desde hace tiempo.

En un posteo en su cuenta de Instagram, el cantante dio a entender que debido a la pandemia de coronavirus, no pudieron verla antes de su fallecimiento, y, probablemente, tampoco velarla. Si bien Julio no suele expresar aspectos de su vida privada mediante las redes sociales, esta vez, hizo una excepción, bajo el título “SIEMPRE HAY POR QUE VIVIR, POR QUE LUCHAR”.

“En estos tiempos donde la vida se para, como si quisiera decirnos lo frágil que somos. En estos tiempos donde se van seres queridos sin apenas poderles decir “gracias” por tantas cosas, por tantos momentos inolvidables, sin ni siquiera poder decirles “adiós” y sin ni siquiera poder cogerles la mano en la despedida para decirles “gracias, gracias, gracias, gracias” por última vez, me acuerdo cuando hace cincuenta y siete años escribí esta canción”, escribió.

Para finalizar, dedicó el posteo a quienes están atravesando una situación similar en estos momentos de angustia: “Para todas las familias que han sufrido la pérdida de alguien queridísimo y para todas las familias que están sufriendo esta terrible soledad: mi cariño para siempre”.