Un brutal crimen conmociona a habitantes de Puerto Madryn, en Chubut. Un joven que sacó a pasear a su perra, fue interceptado por dos sujetos que le cortaron el cuello. La víctima se encontraba junto a un amigo, quien también resultó lesionado pero por fortuna, está fuera de peligro.

El homicidio sucedió en la madrugada del domingo.  Alan Bopp de 21 años estaba con su mascota, acompañado de Rodrigo Ojeda a pocos metros de su casa. Por causas que se investigan, dos hombres los agredieron con un arma blanca y Bopp se llevó la peor parte: lo degollaron y murió en el acto. En tanto, el otro muchacho recibió una puñalada en la espalda, aunque superficial.

Luego de cometer el sangriento hecho, los acusados se dieron a la fuga, pero fueron detenidos a las pocas horas por la Policía, gracias al aporte de varios testigos. Los mismos fueron identificados como Juan Colemil Navarro y Nicolás Hammond, ambos con una condena de dos años de prisión en suspenso por intento de homicidio y un juicio pendiente por un asesinato.

detenidos por el crimen de Alan Boppe
Los detenidos

Debido a sus antecedentes, los agresores permanecerán con prisión preventiva por un lapso de tres meses, mientras tanto se avance en la investigación. Por el momento, las autoridades intentan descubrir cuál fue el móvil del crimen. Vecinos de la zona indicaron que minutos antes del fatal desenlace, escucharon una fuerte discusión entre los cuatro hombres.

Alan Bopp jugaba al handball desde los trece años y el club al que pertenecía le dedicó unas sentidas palabras de despedida: “Gracias Alan por el cariño, la humildad y la lealtad de todos estos años”, escribió en un comunicado en las redes sociales, según publica el sitio de noticias TN.