Muchos son los argentinos que se tuvieron que adaptar al aislamiento social, preventivo y obligatorio que decretó el pasado 20 de marzo, el presidente Alberto Fernández y que continuará -por lo menos- hasta el 26 de abril. En este sentido, varios famosos se vieron perjudicados ante la falta de actividad que les genera un ingreso económico, como el caso de Inés Estévez.

La reconocida actriz reveló, a través de su cuenta de Twitter, el momento dramático que atraviesa, producto de la pandemia por el coronavirus. “Che, estoy por caer en la indigencia -posta, no es eufemismo- y un amigo que vive en España quiere prestarme algo de dinero. Pero no puede transferir porque los sistemas son incompatibles. ¿Qué onda? ¿Alguien sabe cómo hacer?”.

La pregunta no pasó desapercibida entre los fanáticos de la cantante de jazz. Muchos trataron de solucionarle el problema, e incluso se ofrecieron a hacerle una transferencia de dinero, para lo cual le pedían su número de cuenta bancaria. Si bien ella agradeció el gesto, no aceptó el dinero.

Otros, en cambio, la atacaron por sus ideologías políticas y la tildaron de “caradura”. También le recordaron una publicación que hizo el 21 de marzo, en la que contaba situaciones muy diferentes a las ahora descritas: “Dos cosas hice bien. Instalar dos hamacas en el verano. Comprar dos tablets la semana pasada #yomequedoencasa”.

Lo cierto es que después de la catarata de mensajes que recibió, en apoyo y en contra, Inés Estévez apuntó contra los medios de comunicación, a quienes culpó de exagerados. “A los medios efectistas y morbosos que hicieron de un pedido de data para transferencia, la oda a un “drama”, les mando besos y les recomiendo que se pregunten qué le aportan al mundo con esa parcialidad alarmista”.