La pandemia del coronavirus y la cuarentena obligatoria que rige en todo el país desde el 20 de marzo no impidió que las mujeres sean atacadas. En las últimas horas, se conoció un nuevo femicidio que enluta al país. Efectivos policiales hallaron el cadáver de Camila Tarocco semienterrado en un baldío en el partido bonaerense de Moreno.

La joven de 26 años se encontraba desaparecida desde el sábado 4 de abril cuando salió a un cajero automático a cobrar la Asignación Universal por Hijo ya que era madre de dos niños, de 5 y 7 años. Su expareja y padre de sus hijos es el principal sospechoso y ya fue detenido.

Según trascendió, el cuerpo de la víctima estaba envuelto en una bolsa de plástico en un descampado en la avenida Monsegur y la calle San Cayetano, a tan solo 20 cuadras de la vivienda del acusado del crimen identificado como Ariel González. La pudieron reconocer por los tatuajes que tenía.

El testimonio clave de un matrimonio sobre el acusado

Un matrimonio brindó un testimonio clave a la Justicia que permitió situar al sospechoso en la escena en donde se encontró el cadáver. Según manifestaron, vieron a González caminando con una pala a las 9.30 de la mañana, el mismo día en que Tarocco desapareció. Horas después se enteraron a través de los medios televisivos que Camila Tarocco era intensamente buscada.

“Ahí va Ariel. Era amigo de mi hijo y ambos jugaban juntos cuando eran chicos. Fijate, tiene una pala. Si llevara un revólver, no me extrañaría”, le habría manifestado el hombre a su esposa.

El homicida confesó el crimen a su familia

“Maté a Camila”, fueron las palabras que habría expresado el detenido a su familia que no actuó en el momento sino que esperó algunos días para presentarse en la policía con toda la información. A partir de ese momento, la Justicia ordenó su inmediata detención y lo imputaron por “homicidio agravado por ser perpetrado por un hombre y mediare violencia de género”.

Los investigadores sospechan que González tuvo un ataque de celos al conocer que su ex pareja había iniciado una relación sentimental con un exsoldado voluntario.