Viviana Canosa se convirtió en el centro de atención desde hace tiempo por sus constantes críticas hacia el gobierno kirchnerista y también a Marcelo Tinelli, a quien no dudó en “pegarle” en cada oportunidad que tenía. Ahora, Zulemita Menem salió a destrozar a la periodista y sacó varios trapitos sucios al sol, generando una gran repercusión.

Todo comenzó luego de que la empresaria leyera un tuit en el que la conductora de “Nada Personal” defendía a su exmarido, Alejandro Borensztein en una entrevista que le realizó a un diputado nacional en su programa. “Que espléndida Viviana, la única periodista que queda en TV que no es kirchnerista”, rezaba el mensaje junto al video.

Esto dio pie para que la hija del ex Presidente, lanzara un misterioso comentario: “Agraciada por su belleza. Especialista en mandar a la B a los que no dan más rédito, al confuso duque de Awada, al agraciado productor, al grandioso arquitecto; actual se le va a complicar mandarlo a la B al menos por cuatro añitos más. Yo me mantengo sola ’frase célebre’ que no debería aclarar”, haciendo referencia a los rumores de romance entre Viviana y Alberto Fernández.

Tanta curiosidad generaron sus palabras, que un seguidor se animó a preguntarle a Zulemita Ménem a quiénes se refería. Ni lerda ni perezosa, ella contestó: “El duque: es el ex marido de Juliana Awada (el conde Bruno Laurent Philippe Barbier). El productor Daniel Tobal quedó en la calle por sus ’influencias’, y el famoso arquitecto/columnista (Alejandro Borensztein), diría que nadie se salva de los cuernos, más si son del poder”.

Finalmente, la morocha reveló el origen de su enemistad con Canosa y dejó a todos con la boca abierta: “Gracias a ese demonio disfrazado de hermosa mujer, estuve a punto de perder mi embarazo. Se muy bien de que hablo y no le tengo miedo por más ’cerca’ del poder que esté. ¿Crees que el acting que hace puteando?, lo hace porque no tiene a alguien atrás que la ’protege’. Muy naif lo tuyo”, respondió. Y agregó: “Vuelvo a repetir… de anti K no tiene nada solo la máscara para no quedar en evidencia”. ¡CHAN!