Un nuevo femicidio se conoció en las últimas horas en la provincia de Santiago del Estero. Un sujeto mató a su sobrina de 15 años y, acorralado, terminó confesando el crimen: “la enterré debajo de mi cama y le puse cemento”. El hecho generó un gran revuelo en esa provincia y en el país en general por las circunstancias en que se perpetró el asesinato.

Priscila Martínez desapareció el 23 de febrero cuando le dijo a su mamá que salía para lavar la ropa en la casa de su tío, en el barrio Los Lagos, de la ciudad de La Banda. Desde entonces, nada se supo de ella. Su familia vivió dos meses de incertidumbre y dolor, hasta que ayer encontraron su cuerpo.

Rubén Ávila es el hombre al que la jovencita hacía referencia. A mediados de marzo, el sujeto fue detenido por golpear y violar a otra menor. Las dudas volvieron a centrarse en él y gracias a una prueba caligráfica, quedó incriminado en la desaparición de su sobrina. A través de cartas, se hacía pasar por la víctima asegurando que estaba embarazada y que no quería volver a su casa.

Los peritos determinaron que la letra no pertenecía a Priscila Martínez, sino a él. También quedó más complicado cuando vecinos aseguraron que poco después de la desaparición de la menor, Ávila realizó trabajos de construcción en la vivienda, lo que les pareció extraño.  Con todas las pruebas en su contra, el asesino confesó el femicidio.

La reacción del acusado cuando descubrieron el cuerpo de la joven

Una de las mejores amigas de Priscila contó detalles escalofriantes del momento en que los efectivos policiales descubrieron el cuerpo de la adolescente. Según reveló, el acusado que estaba presente en el lugar, se reía cuando sacaban el cadáver desde el interior de la fosa, que estaba tapado con cemento.

En diálogo con una radio local, la joven aseguró que los restos de su amiga estaban a un metro y medio aproximadamente, tapado con múltiples capas de ladrillo, basura, tierra, hormigón y cemento. “Estaba boca abajo, todo descompuesto ya. Por lo único que se la pudo identificar fue por los tatuajes que tenía. Ella no merecía morir así”.

Resultados de la autopsia

En la tarde de hoy se realizó la autopsia correspondiente al cuerpo de la adolescente para determinar las causas fehacientes de muerte. La médica forense reveló a medios locales que falleció por “estrangulamiento manual”. Respecto si fue víctima de abuso sexual, informaron que se conocerá en los próximos días.