En los últimos días, dos hombres residentes en la provincia de Córdoba pidieron ir presos para evitar asesinar a sus esposas, en plena cuarentena obligatoria.

Uno de los casos sucedió en la ciudad de Villa Allende. Un sujeto concurrió a una comisaría argumentando que “no quería matar” a su mujer con la  que venía discutiendo y temía una desgracia en su hogar. Al entregarse también dio un arma de fuego que se encontraba cargada.

En el segundo hecho, un patrullero sorprendió a un hombre cuando caminaba por la ciudad de Córdoba y al ser interrogado afirmó que se iba a la casa de su madre porque había discutido mucho con su mujer durante la cuarentena y no quería cometer una desgracia.

Tal fue la reacción del individuo, que incluso se subió al patrullero, según indica el diario La Voz del Interior. Voceros indicaron que el hombre fue demorado por unos minutos y que luego fue trasladado, finalmente, a la casa de su progenitora.

En este sentido la justicia cordobesa aplicó restricción para ambos casos, se dispuso además entrevistar a las mujeres a fin de analizar si han existido episodios de violencia de género. Los casos siguen bajo investigación y, por el momento, no hay imputaciones.