Una mujer fue filmada cuando le propinaba una brutal paliza a su hijita de 7 años. La agresora de 25 años utilizó un cable alargador para torturar a la pequeña, como castigo por jugar con unos preservativos que halló en un cajón. El video que dio vuelta todo el mundo, generó repudio por la inusitada violencia contra la menor.

El  maltrato infantil sucedió en la ciudad brasileña de Montes Claros, en el norte del estado de Minas Gerais. Producto de los fuertes golpes, la víctima terminó con el rostro ensangrentado y llorando desconsoladamente.

Las imágenes fueron filmadas por el exesposo de la acusada y padre de la niña. Al parecer, los golpes fueron incitados por el propio hombre y guardó la grabación como extorsión para que su ex retome la relación. Sin embargo, ante la negativa de la mujer, el sujeto llamó a la Policía y entregó el video, creyendo que saldría impune.

Al llegar al sitio, los efectivos policiales detuvieron a ambos padres y secuestraron el cable con el que se golpeó a la niña, para determinar si es el mismo que aparece en el video. La mujer fue acusada de tortura y quedó presa en en el municipio de Itacarambi, mientras que el incalificable sujeto fue trasladado a una prisión en Bocaiuva, mientras presenta cargos por extorsión.

La nena recibió atención en el hospital y por fortuna se encuentra recuperada de todos los golpes. Luego de darle el alta, se fue a la casa de su tía, quien tiene la custodia momentáneamente.