Mañana se cumplirá un nuevo aniversario de la muerte de Fernando Báéz Sosa, el joven de 18 años que fue asesinado en Villa Gesell en el mes de enero. Por el hecho, hay diez rugbiers detenidos, muy cerca del juicio oral. Este viernes, Graciela y Silvino, padres de la víctima, brindaron una entrevista a Télam donde expresaron el dolor que viven desde el día que se enteraron del crimen.

“Sé que no va a volver, pero por las noches siempre voy  a su habitación y abrazo un muñeco de Spiderman que él tenía desde chiquito y me pongo a llorar”, reveló la mamá del estudiante de Derecho, con profunda tristeza en su rostro. Y agregó: “Cada vez que me siento triste escucho el último audio que me envió cuando estaba de vacaciones y lloro”.

Los recuerdos no cesan y ambos coinciden en que el asesinato de su hijo fue una “masacre”: “Todavía no podemos entender por qué le hicieron esto, no le dieron la oportunidad ni siquiera de defenderse. Es una masacre total lo que le hicieron estos asesinos, lo mataron hasta burlarse”.

Asimismo, Graciela y Silvino, padres de Fernando Báez Sosa, se mostraron agradecidos con toda la gente que pidió Justicia por el joven. “El apoyo es muy importante para nosotros y nos hace poner de pie para seguir pidiendo justicia para Fernando y para que esto no vuelva a pasar más”.

“Cuando nos da ganas de llorar, lo hacemos juntos. La gente nos ve y piensa que somos fuertes, pero cuando cerramos la puerta, la gente no sabe lo que pasa, ese dolor y vacío que tenemos”, señalaron visiblemente compungidos.

Por último, solicitaron a todas aquellas personas que lo deseen, publicar este sábado, una foto de Fernando en sus redes sociales, acompañado del hashtag #JusticiaParaFernando, ante la imposibilidad de realizar marchas por la cuarentena obligatoria.