Desde que se conoció el primer caso de coronavirus en Argentina, el gobierno recomendó el cierre de las escuelas y la suspensión de clases por tiempo indeterminado. Para que niños y niñas no perdieran el ritmo de estudio, se implementó la educación a distancia a través de plataformas virtuales. Una modalidad nueva y a la que muchos famosos no están acostumbrados, como el caso de la China Suárez.

En un total sincericidio, la reconocida actriz se volcó a su cuenta de Twitter para confesar sus dificultades en la materia: “No estoy preparada para el aprendizaje a distancia”, escribió, haciendo referencia a las tareas que debe realizar su hija mayor, Rufina fruto de su relación con Nicolás Cabré.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Qué tal tu sábado?

Una publicación compartida por China Suarez (@sangrejaponesa) el

La niña comenzó primer grado, lo que supone un importante cambio a nivel educativo y de contenido. Si bien la ex protagonista de ATAV reveló que recibe apoyo de profesionales, al parecer, no es suficiente.

“La psicopedagoga es un amor y me explica y contiene, pero es realmente difícil organizarse, sumado a que soy MALÍSIMA con la tecnología y tienen apps, una para jugar, la otra para subir la tarea que hicieron. Y seguiremos así varios meses más. A hacerse a la idea”, expresó visiblemente preocupada.

En ese contexto, una seguidora que es docente le ofreció ayuda, sin embargo, la China Suárez le agradeció y explicó que “no es falta de comprensión de las tareas, sino la parte tecnológica” que la “mata” junto con la “organización”.