El ambiente artístico se encuentra de luto tras el fallecimiento de Horacio Fontova. El músico tenía 73 años y su deceso se produjo esta mañana en el Sanatorio Finochietto de la ciudad de Buenos Aires. Según trascendió, batallaba durante años contra una larga enfermedad que lo llevó a la muerte.

La información fue confirmada por el Instituto Nacional de la Música (INAMU), a través de un comunicado en sus redes sociales. “Nunca vamos a terminar de agradecerte tanto compromiso con la Música y con las causas justas y nobles. Te vamos a extrañar muchísimo”, escribieron.

Fontova fue músico, compositor, actor, dibujante y escritor, tareas todas que asumió con dedicación y entusiasmo y que lo ubicó como un personaje tan talentoso como entrañable.

A comienzos de la década del 70, participó de la tribu que llevó a escena la versión local de la comedia musical Hair, en la que compartía escena junto a Susan Ferrer, Mirta Busnelli , Valeria Lynch y Rubén Rada. A ese polémico espectáculo le continuó Jesucristo Superstar. Al poco tiempo formó Fontova Trío junto a Carlos Mazzanti en bajo y coros y Fena Della Maggiora en percusión y voces. Editaron el primer disco en 1982, con el hit “Me tenés podrido”, que sonó fuerte en las radios de un lado y del otro del Río de la Plata.

Con la incorporación de Daniel Melingo en vientos, editaron la segunda placa que llamaron Rosita (1983), pero al poco tiempo disolvió al trío para formar Los Sobrinos, con Alejandro Donés (teclados), Ricardo Olarte (percusión), Raúl Pugach (bajo) y Eduardo Rodríguez (percusión y batería). El quinteto se volcó a melodías pegadizas y bailables con letras irónicas, como por ejemplo, “Los hermanos Pinzones”, que incluyeron en su primer disco. Creador multifacético, en 1985 creó un show junto al músico uruguayo Leo Maslíah, titulado Bienvenidos a la Argentina.

En 1987, Horacio Fontova junto al músico uruguayo Rubén Rada hicieron un ciclo de conciertos en el Teatro Odeón que llamaron “Oscura Pareja”. Al año siguiente presentó en el Estadio Obras su sexto disco “Fontova Presidente” con la banda Fontova y sus sobrinos, consigna La Nación.
“El Negro”, se dedicó luego al humor televisivo, en un recordado dúo junto a Jorge Guinzburg en el programa Peor es nada. En ese exitoso ciclo donde compuso al Sonia Braguetti, lo que le significó la obtención de un Premio Martín Fierro. En su amplia paleta creativa en 1995 reemplazó a Daniel Rabinovich, integrante de Les Luthiers, en la gira por España cuando presentaron Grandes hitos . Dos años después, y resultado de su tránsito junto a ese grupo, se volcó hacia un humor más delicado por fuera de su trabajo con Guinzburg. El resultado de esa búsqueda fue el programa Delicatessen, que se emitió por Canal 9.

En 2002 regresó a la música música apelando a sonidos más crudo y menos festivo y, dos años después, editó su noveno álbum Fontova 2004 – Negro , que incluye temas de su autoría y una sección folklórica, con “Zamba de la Toldería”, “Del mote” y “Vamos a la zafra”.

Trabajador incansable, en la temporada de 2004 se dio el gusto de unificación de su gusto por el teatro, la música lírica, el canto y el humor protagonizando la zarzuela La Corte de Faraón, interpretando el personaje de “el Casto José”, labor por la cual fue nominado a los Premios ACE.