Un mes atrás, Nico Vázquez se convirtió en noticia por su situación de salud. Debido a una bursitis con celulitis e infección, quedó internado en el Hospital Italiano, justo cuando comenzaba la cuarentena. Ahora, brindó una entrevista a la revista Papparazi y habló de cómo vive la cuarentena junto a Gimena Accardi.

El actor confesó que, al principio, la actriz no la estaba pasando nada bien. “Ella estaba muy asustada, pero cuando yo ya estuve en casa se fue calmando”. Luego, detalló cómo se entretienen: “Miramos muchas series y películas. Una serie que recomiendo es Poco ortodoxa: es maravillosa. También volvimos a jugar al chinchón. Desde la época de mi abuela que no jugaba. Lo que liga Gimena es increíble. Después de tomarnos un vinito nos damos espacios para tener charlas profundas que nos debíamos hace rato. Y en el sexo me dio por el lado loco”.

Nico Vázquez siempre fue un romántico, y esta cuarentena junto a Gimena Accardi, incrementó su amor. “Me sirvió para conocer a otra Gimena. A la Gimena cocinera, que es una fenómena realmente”, aseguró. Además, explicó cómo era la rutina alimentaria antes: “Nosotros por nuestros laburos somos de pedir mucho delivery, y ahora, como tenemos más tiempo, ella empezó a sacar ese recurso que es impresionante”.

Por último, Vázquez decidió hacer públicos los logros de su mujer: “Está haciendo cosas que no se pueden creer. Incluso postres, el helado casero le sale fenomenal. Después de trece años me estoy reenamorando de esta Gimena que no sabía que existía”. Él, reconoció, solo es bueno “en la parrilla” y se ocupa “del jardín, de lo que hay afuera”.