ESPECTÁCULO

“Es raro y hasta ridículo”: el Chino Darín habló de la cuarentena junto a sus padres y su novia, Úrsula Corberó

La mayoría de los personajes de la farándula argentina vienen mostrando a diario como viven la cuarentena obligatoria. Pero, un caso particular, es el del Chino Darín, que regresó a la casa de sus padres junto a su novia, Úrsula Corberó.

La actriz llegó de España días antes del decreto del aislamiento, y el actor argentino no dudó en informar a sus seguidores al respecto: “Estoy en cuarentena preventiva desde hace días con @ursulolita que viajó desde Madrid el martes. Nos sentimos bien pero seguiremos el protocolo de aislamiento. Me estoy informando mucho y creo que todos deberíamos hacer algo en Argentina”.

Desde el cicló “Cortá por Lozano” le preguntaron al Chino Daríncómo era volver a la casa de los padres“, a lo que él, con humor, respondió: “Es un poco raro. Y hasta ridículo, diría. Pero al mismo tiempo me siento afortunado también porque me llevo bien con ellos y la convivencia es fantástica. Pero es raro volver a la casa donde me crié, y no al que fue mi cuarto porque es una especie de taller de mi hermana Clarita”, confesó.

Luego, aseguró: “Estamos todos con un ánimo muy fluctuante y nada se puede dar por sentado. Por ahí tenes un día bárbaro y al siguiente no sabes que hacer de tu vida. Cada uno lleva este aislamiento como puede”. Además, el actor decidió entrar en detalle en cuanto a la rutina y las tareas diarias.

Para comenzar, el Chino se refirió a su madre, Florencia Bas: “Mi mamá hace todo en la casa, no hay manera de pararla. Y nos tiene a todos activos porque, además, si no haces algo te sentís mal. Por el bienestar y la alegría de los cuatro, cocinan las que saben y son mi mamá y mi novia Úrsula“. Además, confesó que el es “un desastre para la cocina, entonces no quieren que cocine, pero lava los platos”.

“También entrenamos, jugamos a las cartas, o los juegos que se te ocurran, y hasta apostamos tareas domesticas a realizar. Nos estamos acoplando, porque no es nuestra casa. Nos vamos acomodando en los espacios que quedan libres. La casa es acogedora y no hay problema, por suerte. Si me levanto temprano le usurpo el escritorio a mi papá, y si no me las arreglo en algún pasillo”, cerró el hijo de Ricardo Darín.

 

Tags
Back to top button
Close