En horas de la tarde de este viernes, efectivos policiales hallaron muerta a la mujer que era intensamente buscada desde hace un semana en Tucumán. Se trata de María Graciela Luna que salió de su hogar ubicado en el barrio Oeste II para realizarse estudios médicos y no regresó. Su esposo realizó la denuncia y desde entonces, la Policía trabajaba para encontrarla.

Según trascendió, mientras hoy se realizaban allanamientos en la casa de la víctima de 38 años, los familiares recordaron que tenían otra vivienda en construcción en la localidad de Ohuanta, a 12 kilómetros al sur de la Capital. Las sospechas aumentaron cuando buscaron las llaves y no las encontraron.

Escoltados por los uniformados, los familiares llegaron hasta la residencia y se dieron con la dramática escena. Según reveló el Comisario Mayor Julio Fernández, a cargo de la Dirección General de Trata de Personas y Violencia de Género, Luna se habría quitado la vida. Sin embargo, las causas de muerte saldrán a la luz con los resultados de la autopsia.

En la vivienda donde hallaron el cadáver también trabaja personal de la Fiscalía de Delitos Complejos I, a cargo de la fiscal Marta Rivadeneira.