NACIONALESMUNDO

La pandemia desde la mirada de un argentino que reside en España

La pandemia por el coronavirus ha hecho estragos en todo el mundo, especialmente en España, que es el tercer país que más muertos ha registrado a la fecha. Le anteceden Estados Unidos e Italia. En este contexto, el diario La Crítica pudo entrevistar a un argentino que reside en “la Madre Patria”, hace 22 años.

Aldo Campos es un santiagueño que hace más de dos décadas quiso buscar nuevos horizontes y emprendió su viaje cargado de ilusiones al viejo continente. Se instaló en Villajoyosa, un pueblo de 30 mil habitantes, en Alicante, donde conoció a una farmacéutica que luego se convirtió en su esposa.

Allí vivían tranquilos hasta que en marzo de 2020, las noticias del coronavirus comenzaron a teñir de preocupación a todos los habitantes del país.   

Según cuenta Aldo, desde que se conoció el problema del COVID-19 en su pueblo hasta ahora, “el total de fallecidos por el virus, fue de dos”. “Por fortuna no ha sido numeroso. Sucede que es una población muy alejada geográficamente, que no está destinada al turismo, por lo que se ha visto favorecido por ese lado”, explica.

Respecto a cómo sobrelleva la cuarentena, “Kike” -como lo llaman sus conocidos- cuenta que en su caso no significó un gran cambio: “Aparte de cumplir con mi trabajo, el hecho de estar encerrado, no es un problema. Siempre hay trabajo en la casa, realizando mejoras, refacciones o mantenimiento”.

Pese al optimismo que irradia, sí confiesa que extraña algunas reuniones con amigos “que, por lo general, lo hacíamos los viernes y fines de semana”.  Sin embargo, aclara que “la comunicación con ellos a través de las redes sociales sigue muy activa ahora”. “No es suficiente por supuesto, la comunicación por redes, pero tenemos que conformarnos”, señala.

Aldo, también revela que su estado anímico mejoró gracias a que sus compañeros de la secundaria, en Santiago del Estero, armaron un grupo de WhatsApp donde se mantienen informados.

Consultado sobre los pormenores de la situación en España, el entrevistado indicó: “Un escollo que resulta difícil de pasar, es la provisión de alimentos. Por lo general, los supermercados del pueblo están permanentemente masificados de clientes y (con mi esposa) hemos optado por desplazarnos a un pueblo muy próximo para proveernos de comestibles y es allí donde se compra con más facilidad. De esa manera disminuimos la cantidad de contagios”.

Por otro lado, aseguró que la curva tendrá picos de subida y bajada, durante al menos 5 o 7 días, tal como informaron los expertos de ese país. Cabe recordar que este lunes se habilitaron las salidas recreativas a menores de 14 años y un gran revuelo se armó en torno a este tema por la conglomeración de gente en las plazas.

Uso del barbijo o tapaboca

En base a la experiencia que la población lleva del coronavirus en España, se le consultó al argentino, su opinión respecto al uso del tapaboca como medida de prevención.

“Por lo que me comenta mi pareja que está en el tema de fármacos y temas sanitarios, los tapabocas que se llaman barbijos en Argentina o mascarillas, no son lo suficiente efectivos como se pretende difundir a través de los consejos de prevención del coronavirus, principalmente porque no todos son de la calidad y no todos están homologados para evitar este tipo de contagios”, comenzó expresando.

Y agregó: “En este caso, un virus que actúa de forma diferente a todos los elementos para los cuales están fabricados los tapabocas. Por supuesto hay tapabocas que cumplen con todas las homologaciones pero son muy caros y poco accesibles para una familia normal”.

“La opción que queda –sostiene- es fabricarlos con tela y complementarlos con tela filtro que se le coloca en su interior y que permite que el tapaboca de tela se pueda lavar adecuadamente y se pueda cambiar la tela filtro diariamente o por un período de 6 horas, depende cada uno el criterio y el uso que se le ha dado”.

Su opinión sobre la pandemia en Argentina

“Kike” analizó con buen criterio, la situación actual de Argentina, respecto a la propagación del COVID-19. En este punto reconoció: “Quien vive en Europa o España, vio con buenos ojos que las medidas tomadas en Argentina hayan sido con mucha previsión”.

Y explicó el porqué: “Esto ha hecho de que el número de contagios sea muy reducido al principio, aunque sabemos que la gente hizo caso omiso a las directivas del Gobierno, cosa que te entendemos como la idiosincrasia de nuestro pueblo, la forma de ser que tenemos”.

De la misma manera, Aldo trazó un paralelismo con el comportamiento de los habitantes en otras partes del mundo: “En Europa es diferente. Aquí toda norma que se crea se respeta en gran medida. Es muy difícil encontrar a alguna persona que no cumpla una norma o una ley”.

Explicó que allí “es muy estricto aunque quizás las multas o los castigos por incumplimiento sean mucho menor que en Argentina, pero de igual modo, se cumplen más a rajatabla las normativas”.

“Este caso del coronavirus ha sido muy tenido en cuenta y más que nada porque se vio el efecto que tuvo en Italia que se produjo antes que en España y eso ha hecho de que aquí se hiciera caso, no así en Argentina”, indicó.

Finalmente, el entrevistado dio un dato no menor: “Muchos comprovincianos o ciudadanos argentinos que viven aquí en España llamaban y comunicaban a través de todos los medios a sus familiares y amigos de Argentina que tuvieran cuidado porque el tema era bastante serio.  La mayoría de los WhatsApp que se han enviado, han sido de prever a los compatriotas de cumplir las medidas porque veíamos que aquí incluso respetando las normas, se tenían resultados muy negativos”.

Tags
Back to top button
Close