Esmeralda Mitre está más que acostumbrada a los conflictos mediáticos, al punto que a a varios, los genera ella. Pero, en esta ocasión, fue víctima de una terrible situación tras aseguró que fue altamente estafada por una persona que trabajaba con ella.

La actriz comenzó relatando: “Me sacaron $ 270.000 en diciembre del año pasado. Fue la persona que trabajó conmigo como productora de marcas, que se encarga de conseguirme publicidades o canjes, y sus respectivos contratos. En mi caso, fueron brands de estéticas, indumentaria y autos”.

Luego, Esmeralda Mitre contó el caso de otras figuras de la farándula: “Ella logró embaucarme con un audio, y ya estafó a Pampita, Nazarena y Barbie Vélez. Estas estafas fueron públicas, y terminó arreglando con todas, les tuvo que pagar. Esto no es invento mío. Lo que pasa es que no tenés que ser tarado o tonto para que te roben. Le han robado a gente muy importante en los negocios. Si te quieren robar, te roban. Y a mí me robó trabajando, usando una identidad falsa. Se hace llamar Gabriela o Inés, pero es todo una mentira”.

Respecto a cómo comenzó la estafa, la actriz explicó: “Primero fue Gabriela el año pasado, y apareció con unos contratos que eran falsos, inventando además los mails que estaban supuestamente dirigidos hacia mí por parte de empresas que me querían como figura”. Luego, detalló en qué consistieron: “El primero fue de una importante marca de afuera, que no puedo nombrar, que teóricamente me quería como cara de sus carteras a cambio de una cantidad de dinero”.

Además Esmeralda confesó que los mails decían que iba a ganar u$s 400.000. “A esos niveles de locura. Ella había investigado que mi padre recibió la Orden de Caballero de la Legión de Honor de Francia por su libro ‘Sin libertad de expresión no hay libertad’. Inventó que se habían comunicado con el presidente, fijate hasta lo que llegó esta mujer”.

Para finalizar, recordó que la estafadora le robó las tarjetas de crédito y que tenía una copia de su documento, y cerró: “Inicié acciones legales contra ella, por usurpación de identidad, daño moral y estafa”.