Los cadáveres de un anciano de 80 años y de su pareja de 65 fueron encontrados con disparos de arma de fuego en sus cabezas en el interior de la vivienda del primero en la ciudad de San Miguel de Tucumán.  Los investigadores procuraban determinar si se trató de un femicidio seguido de suicidio, informaron fuentes judiciales.

Ambos fueron identificados por la Justicia como Néstor Salas y Rosa Guaraz. La principal hipótesis de los pesquisas es que el anciano mantuvo una discusión con su pareja, quien llegó en horas de la tarde hasta la casa situada en la zona de la Costanera, en el sector este de la capital de Tucumán.

Vecinos escucharon un disparo y se dirigieron a la vivienda -que estaba cerrada- y cuando lograron acceder a su interior encontraron los dos cuerpos en el living del domicilio, según publica Télam.

Un informe médico preliminar de los forenses determinó que tanto Salas como Guaraz fallecieron al recibir sendos disparos en la cabeza y se sospecha que el hombre asesinó a la mujer y luego se suicidó.

En principio, no se trataría de un robo ya que la casa estaba en orden y había dos motocicletas, señalaron los voceros del Ministerio Público Fiscal. También indicaron que la causa será investigada por Adriana Giannoni, a cargo de la fiscalía especializada en homicidios.