Hace menos de dos semanas, Sofía Zámolo dio una hermosa noticia a través de sus redes sociales: su primer embarazo. Días más tarde, en “Los ángeles de la mañana” confirmaron que se trataba de una niña y que se trataba de una beba muy deseada y buscaba, ya que hace mucho esperaban formar una familia.

Ahora, fue la modelo quien relató en primera persona todo el proceso que hubo detrás de esta felicidad que hoy la inunda por haber quedado embarazada. En diálogo con revista Gente, se sinceró: “Cada mes que no llega es una decepción. Llorás, te frustrás y te empezás a preguntar: ‘¿Por qué yo no quedo?’. Y te empieza a doler cada vez más”.

Luego, continuó hablando del camino recorrido: “Después me di cuenta de que nadie te enseña ni te advierte cómo es, y que no todas ovulamos o somos fértiles al mismo tiempo”. Si bien Sofía Zámolo aclaró que no llegó a recurrir a tratamientos de fertilidad, contó cómo fue que lograron llegar al objetivo tan deseado.

“Tomaba unas pastillas para fortalecer los óvulos y me compré una cajita con el plan de ovulación, con el que te levantás cada día, haces pis y te va avisando cuándo tenes más probabilidades de quedar (embarazada)”, comenzó explicando. Además sostuvo que la búsqueda de un embarazo es “un tema delicado”, algo que muchos prefieren mantener puertas adentro “como si estuvieras haciendo algo malo”, dijo.

Para finalizar con el tema, reconoció lo que sintió durante esa etapa: “La presión de intentar concebir es muy fuerte. ¿Por qué me tengo que esconder si me hago estudios en una clínica de fertilidad?”, se preguntó, de manera reflexiva Zámolo.