Fernanda Raverta se siente cómoda en el nuevo cargo y a pocas horas de asumir ya mostró la celeridad que le reclamaban a Alejandro Vanoli. La flamante funcionaria decidió declarar a la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) como “actividad esencial”. Las Unidades de Atención Integral (UDAI) que operan en cada distrito permanecerán cerradas al público. Sin embargo, todo su personal retomará las actividades que dejaron al decretarse el aislamiento preventivo, social y obligatorio el 20 de marzo.

Este organismo hasta ahora había quedado afuera de la lista de actividades esenciales que Alberto Fernández fue declarando desde el inicio de la cuarentena. Recién el 15 de abril apenas se había incorporado al Servicio de Atención Telefónica del 130 como esencial. A partir de esta resolución de la nueva directora ejecutiva, la Anses volverá a tener a sus trabajadores en los puestos de trabajo. El objetivo es agilizar la ayuda que el Gobierno implementó ante el freno económico que provoca la pandemia.

Según la información oficial, las oficinas en los distintos territorios funcionarán a puertas cerradas para avanzar en los pedidos que llegan de manera virtual. Entre ellos, la rehabilitación del cobro de una jubilación o pensión, trámites de la Asignación por Maternidad o Asignación por Hijo por Discapacidad. “El funcionamiento de esta nueva modalidad será una combinación de algunas oficinas procesando información a puertas cerradas y en el mediano plazo la apertura con un sistema de turnos, detallaron desde la Anses.

La funcionaria participó hoy de la reunión del gabinete económico que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Por la tarde, comenzó una ronda de videoconferencia con representantes de distintas provincias para conocer las urgencias en cada territorio.

En su debut en el encuentro del gabinete, se habló de avanzar con la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia que debe llegar a ocho millones de beneficiarios. La salida de Vanoli dejó el sistema con retrasos y denuncias ante la imposibilidad de muchos ciudadanos de acceder al cobro de este beneficio.

Después de participar de esta reunión, Fernanda Raverta comenzó con una ronda de consultas por distintas provincias a través de videoconferencias para informar sobre la nueva etapa de trabajo y conocer las urgencias de cada territorio. La funcionaria fue oficializada el jueves pasado como titular de la Anses luego de que Cafiero le pidiera la renuncia a Vanoli.

Para asumir en el cargo, la dirigente de La Cámpora dejó el ministerio de Desarrollo de la Comunidad en la provincia de Buenos Aires que quedó en manos de su compañero de agrupación, Andrés “Cuervo” Larroque. Ambos dirigentes estuvieron el jueves juntos en el despacho del gobernador, Axel Kicillof.

Allí los tres acordaron hacer una “transición ordenada” con los equipos de Raverta que están trabajando en los barrios más vulnerables para no desatender la urgencia.