Finalmente, el juez de Garantías de Dolores, Mariano Cazeaux, envió a juicio oral a Rubén Castiñeiras, popularmente conocido como “El Pepo”, por el accidente en el que perdieron la vida dos personas, durante la noche del 20 de julio de 2019.

El magistrado tomó la decisión, tras rechazar el planteo de nulidad de la causa, presentado por la defensa del cantante quien, desde el 2 de enero, cumple prisión domiciliaria con tobillera electrónica.

Según trascendió, el delito que se le imputa es “homicidio culposo sextuplemente agravado por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor; conducir bajo los efectos de estupefacientes y alcohol en sangre, a un exceso de velocidad de más de 30 km/h. de la velocidad máxima permitida en el lugar; por mediar culpa temeraria y por ser más de una las víctimas fatales”.

Asimismo, la pena que podría caberle al Pepo en caso de ser hallado culpable de todos los cargos, es de 6 años.

Cabe recordar que el siniestro vial ocurrió el “Día del Amigo”. El músico conducía su camioneta Honda CRV a 139 kilómetros por hora en un tramo en el que la velocidad máxima era de 80. A su lado viajaba su corista, Romina Cándias y en el asiento trasero, Nicolás Carabajal e Ignacio Abosaleh.

Amigos de El Pepo
Abosaleh y Carabajal antes de emprender el viaje a la costa

De acuerdo con las primeras informaciones, el cantante de cumbia habría intentado esquivar algo que se le cruzó en el camino, perdió el control y volcó. A causa del violento impacto, los dos hombres fallecieron en el acto y Romina resultó herida.

auto accidente pepo
Así quedó el auto del Pepo tras el accidente

Tiempo después, los peritos determinaron, tras las tareas investigativas, que el imputado dio positivo de marihuana y cocaína en sangre mientras manejaba el vehículo.