Este lunes, Barbie Vélez estuvo invitada a “El Precio Justo”, el ciclo conducido por Lizy Tagliani y en un uno de los segmentos, Analía Franchín le preguntó qué opinaba sobre la enfermedad de Federico Bal. Un tanto incómoda, la actriz aseguró que se movilizó al enterarse pero que no pensó ni pensaba llamarlo: “una cosa no quita a la otra”, enunció haciendo referencia a la escandalosa separación que tuvieron.

Enterado de estas declaraciones, el actor y productor fue consultado en “Los Ángeles de la Mañana” y coincidió con su ex: “Yo pienso lo mismo: una cosa no quita la otra como para levantar un teléfono y llamar para charlar con ella. No hay interés en ninguno de los dos. No hay chances ni para tomar un café. Hay cosas que no. Ya está, me quedo con lo lindo, porque en un momento ella también me hizo bien”.

Asimismo, el hijo de Carmen Barbieri aclaró: “No hablamos para nada. En realidad, no espero nada de nadie. Claramente, con muchas parejas terminé bien y todas me escribieron. Con ella no terminé bien y ambos entendimos que es una relación que está terminada y que nunca más tenemos que hablar el uno con el otro”.

Por último, Federico Bal confesó haber quedado dolido por la polémica separación con Barbie Vélez: “No quiero ni mencionarlo, pero eso fue algo muy doloroso en mi vida. Nunca entendí porque tuve que explicarle a todo un país quién soy yo como hombre”.