Mirtha Legrand atraviesa un momento muy triste en su vida, tras el fallecimiento de su hermana gemela Goldy, el pasado viernes. Además, la “Chiqui” no pudo asistir al entierro por ordenes estrictas de su médico, con el fin de resguardar su salud debido al riesgo por la pandemia de coronavirus.

Días después, la hija de la conductora fue la encargada de contar en detalle cómo fue el momento de darle la noticia a su madre. “Goldy era una mujer extraordinaria. Se acostó a dormir la siesta y se quedó. Es la hermana gemela de mi mamá, a quien estoy cuidando mucho porque la amo mucho y porque perdió en siete meses dos hermanos. A cualquier edad eso es muy fuerte”, comenzó.

Luego, Marcela Tinayre se refirió al vínculo que tenían Mirtha Legrand y Goldy: “Mamá me contaba que ella la llamaba: se hablaban 25 veces por hora, todo lo comentaban, todo lo decían. Ella investigaba este coronavirus, cómo se iba desarrollando en todas partes del mundo y decía que el mundo cambió. El mundo cambió, y mucho: desde los afectos, de no despedirte de los afectos. Cuento esto porque para mamá es muy difícil. La simbiosis que hay entre hermanas gemelas es casi inexplicable”.

La rubia contó cómo fue el momento de comunicarle a su madre la noticia: “A mamá le tuve que avisar yo que había fallecido tía Goldy, fue una de las cosas más difíciles de mi vida. Fue muy tenso. Uno no sabe cómo actuar en esos momentos, cómo decirle algo de la muerte de alguien tan amado, tan querido”, comenzó.

“Mamá, que ha pasado por pérdidas tremendas. Empecemos por la muerte de un hijo… Ella me abrazaba a mí, justamente al revés: tuvo más rol de madre que yo de hija y fue muy duro, fue muy duro para todos. Me estoy refiriendo no solo a mi familia: lo digo por todos aquellos que con el tema de la pandemia no han podido despedir a la gente que amamos”, reflexionó Tinayre.