Desde que comenzó la cuarentena, los políticos quedaron exceptuados pero, en el caso de las sesiones, comenzaron a buscar la posibilidad de hacerlas de manera virtual para evitar las aglomeraciones en los recintos. Finalmente, mañana jueves se realizará en la Cámara de Diputados la primera sesión virtual de la historia del Congreso argentino.

Para llevarla a cabo, se utilizará una plataforma digital y un modo de funcionamiento que fue definido la semana pasada en la comisión de Modernización a través de la aprobación de un protocolo específico.

Las sesiones se desarrollarán a través de una red telemática privada de VPN a partir de un software desarrollado por la propia Cámara baja, también se autorizará la presencia física en el recinto de poco más de 40 legisladores, entre jefes de bloque, autoridades de Cámara y referentes de las bancadas más numerosas, además de los tres legisladores que se incorporarán a la Cámara baja con juramente mediante.

La plataforma de videollamada que utilizarán es “Webex Meetings”, la cual contará con un sistema de encriptación desarrollado por Arsat, que a su vez realizará pruebas de ciberseguridad para detectar posibles hackeos informáticos, y almacenará la totalidad de los datos.

Dos horas antes del horario de convocatoria a la sesión virtual, los diputados-usuarios recibirán el link para ingresar a la sesión online, con una contraseña específica, y deberán someterse a un doble control biométrico de verificación de identidad provisto por Renaper.

Para que este sistema de reconocimiento facial y validación tenga efecto, se les tomará tres fotografías en el acto a cada diputado: una con rostro neutral, otra haciendo una mueca o expresión que consigne el sistema y una última con los ojos cerrados.

Fuente: Noticias Argentina