Por uno u otro motivo, Nicole Neumann siempre termina siendo el centro de atención de los medios. Si no es por sus peleas con Fabián Cubero, son sus dichos polémicos sobre el veganismo, o supuestas internas en su ámbito laboral. Sin embargo, ahora, destapó un secreto de hace años atrás vinculado a Joaquín Furriel.

En una entrevista vía Skype con sus compañeros de “Nosotros a la mañana”, la modelo estaba hablando sobre el hombre ideal, pero la conversación comenzó a tener otro rumbo. Tras algunas idas y vueltas, el Pollo Álvarez le preguntó cuál creía que era el mejor actor argentino y ella mencionó a Ricardo Darín y Guillermo Francella.

Sin embargo, Tomás Dente decidió ir por más y le consulto si en algún beso de ficción ella se había sentido incómoda o que se habían pasado los límites. Para sorpresa de todos, Nicole Neumann respondió que fue ella la que los sobrepasó.

“Me pasaron dos cosas. Una fue tener que dar un cachetazo en el que se me fue la mano. Fue a Agustina Lecouna, que es un amor y después lo hablamos y estuvo todo bien. Y la otra fue con Joaquín Furriel, que en un beso ficticio se me escapó la lengua”, comenzó relatando la rubia.

Luego, Nicole creyó necesario explicar las cuestiones técnicas: “En las novelas, el beso lo tenés que dar con los labios, no tenés que meter la lengua, salvo que sea cine y tengas que hacer una escena explícita de sexo. Pero si no, no. A mí se me fue la lengua porque no estaba acostumbrada a dar besos ficticios. Y, orgánicamente, uno besa con la lengua y todo”.

Pero, al último, vino la confesión que dejó atónitos a sus compañeros: “Estaba medio enamoradita de él. Había hecho antes esta serie que hacía de Jesús (Jesús, El Heredero, que se emitió en el 2004) y estaba recopada con él. La cuestión es que no me acuerdo si para otra novela o esa misma, pero me llamaron y justo me toca tener que chapármelo”.