Jimena Barón sobrelleva como puede la cuarentena obligatoria y eso incluye resignarse a los encuentros íntimos que toda persona a su edad puede llegar a tener. En más de una oportunidad, la actriz se hizo eco de la abstinencia sexual que pesa sobre sus hombros y cómo se prepara para el día después del aislamiento.

En una serie de historias que compartió en su cuenta de Instagram, la reconocida cantante reveló a sus fanáticos que sigue una estricta dieta a base de verduras y eliminando las harinas y el azúcar. Las ensaladas se volvieron un plato casi indispensable para la autora de “La Tonta” que también eliminó la carne hace mucho tiempo.

Sin embargo, admitió que en algún momento se tentó: “Tuve mi crisis de la carne, pero como ven, sigo en pie, entrenando, comiendo bien y más sola que la mierda“, fueron las palabras de Jimena Barón en un breve video que se volvió viral.

Cabe recordar que Morrison, hijo de la actriz, abandonó el hogar materno para reencontrarse con su papá, el futbolista Daniel Osvaldo, casi después de dos meses de no verse. Al parecer, Barón se sintió afectada por esta repentina ausencia y expresó sus sensaciones al respecto.