Cristina Pérez y Rodolfo Barili lograron conquistar el corazón de todos los televidentes y, muchos de ellos, fantasean con la existencia de un romance entre los periodistas. La dupla conformada desde hace 18 años, conduce el noticiero más exitoso de la televisión abierta. A pesar de su buena relación, a veces las discusiones por opiniones diferentes, se dan al aire.

Un nuevo ida y vuelta se generó entre los conductores el miércoles pasado tras presentar un insólito caso: un hombre llamado Omar fue a buscar su auto y no lo encontró, ya que la grúa se lo había llevado por estar mal estacionado. Tras pagar $4.000 para retirarlo, lo retuvieron en la oficina del lugar durante más de tres horas, porque supuestamente amenzó a un empleado diciéndole que tenía coronavirus.

Ante esto, Rodolfo Barili se mostró totalmente indignado por el accionar de tránsito. “Todo lo que ha hecho seguro está mal, pero si la Ciudad no abre ninguna tarea, si la Ciudad se niega a que vuelva un mínimo de actividad, ¿hacía falta que volvieran las grúas?, ¿era necesario? Siempre polémicas, que en un minuto y medio hacen que pagues fortunas. Está claro que estamos todos adentro, de hecho la Ciudad se flexibilizó porque hay un límite de la paciencia y la cuestión económica”, se preguntó.

Sin embargo, eso no fue todo: “No abrís de manera formal ninguna actividad económica y sacás a las grúas. Vas a joderle la vida al vecino, a sacarle guita. Cada uno estacionó como pudo, está mal estacionar en un lugar para carga y descarga, está mal estacionar en un lugar reservado para discapacitados. ¿El foco dónde está? ¿En que vuelvan las grúas a hacernos multas cuando no dejamos una mínima actividad económica?”, agregó el periodista.

Al momento de dar su opinión, Cristina Pérez no estuvo de acuerdo con los dichos de su compañero: “Yo tengo una visión distinta a la que enfoca en la molestia por las grúas. Primero, tenés que estacionar bien. Segundo, tenés la situación de que hay controles para que no se viole la cuarentena. Sí tal vez son menores los controles, ¿pero tenés que estacionar mal? Si el vecino estacionó mal y pasó la grúa, tampoco tiene derecho a ir a amenazar a una mujer con que tiene coronavirus. El foco no es la grúa. Tenés que estacionar bien”, sentenció ella.

Cabe destacar que el personal de la entidad pidió la intervención de la Policía de la Ciudad y que se active el protocolo por COVID-19 porque habían entendido que Omar tenía coronavirus, cuando en realidad él manifestó la peligrosidad de que lo hicieran trasladarse de su domicilio bajo la posibilidad de contagiar (en caso de tenerlo) o ser contagiado por un servicio no esencial, teniendo 67 años.