Osvaldo Laport sufrió un doloroso accidente doméstico en plena cuarentena, que lo obligó a salir de su casa para ir al hospital y recibir las curaciones correspondientes. El actor transita el aislamiento obligatorio en su casa, acompañado de su esposa, Viviana Sáez y su hija, Jazmín.

Según reveló el artista en diálogo con la revista Pronto, todo sucedió cuando realizaba ejercicios en su vivienda: “Me puse a hacer sentadillas y saltos en un cajón, tipo crossfit, y aunque estaba entusiasmado, mi cabeza estaba en muchas otras cosas, sobre todo en el futuro incierto de nuestro medio”.

“En determinado momento – agrega el galán- resbalé y me abrí la pierna, me di con todo el filo del cajón sobre la tibia. ¡Me abrí todo! Más que dolor, se ve que me abrí alguna vena o arteria porque no paraba de correr sangre”, confesó.

“No quería que me viesen Jazmín y Viviana así que me puse debajo de la canilla, bien a lo indio para que calmara todo eso y yo tratar de bajar lo que se había abierto. Cuando calmé un poco el sangrado, les pegué el grito a las chicas y Jazmín me llevó a un sanatorio aquí cerca. Me dieron 10 puntos, me pusieron la antitetánica y ahora estoy con antibióticos, por lo cual no puedo tomar vino”, admitió con un poco de humor Osvaldo Laport.

Pese a todo esto, el uruguayo señaló que la herida va sanando bastante bien: “Recién me estuve chusmeando, me saqué la venda y está bien, está bárbara la pierna”, por lo que sólo resta aguardar que le saquen los puntos.

En las últimas horas, Laport compartió en sus historias de Instagram, un video agradeciendo a sus fanáticos por la preocupación y les llevó tranquilidad: “Estoy bien. Fue un accidente casero, ¿ok? Pero imposible aburrirme en mi casa”, reveló con una sonrisa en el rostro y mostrando lo bien que la pasan su hija y esposa.