Fede Bal terminó con su tratamiento de rayos para luchar contra el cáncer hace dos semanas, pero Carmen Barbieri continúa preocupada: “Tengo una tristeza muy grande. Le están dando con artillería pesada. Rezo todo el tiempo, todos los días a la virgen, mi prima, mi familia, todos rezan para que el tumor se reduzca, desaparezca o lo puedan operar”, confesó hace un tiempo.

Ahora, la capocómica estuvo invitada a “PH, podemos hablar” y habló sobre la enfermedad de su hijo. Para comenzar, recordó cuál fue el peor día de su vida: “Fue cuando mi hijo me dijo: Mamá tengo cáncer. No hubo otra cosa dolorosa en mi vida, fue el golpe más grande que tuve”.

Luego, Carmen Barbieri contó el resto de la historia: “Yo sabía que se estaba haciendo unos estudios y estábamos esperando la biopsia. Llegó a casa y yo pensé que había dado negativo. Tengo cáncer vamos a Disney (me dijo) porque yo siempre decía que si algún día me pasaba eso me iba a llevar a todos a Disney antes de empezar el tratamiento”.

Respecto a cómo la afectó la noticia, la mediática aseguró: “Todo el sufrimiento que te pueda contar no tiene comparación con lo que sentí ese día. Fede está súper positivo. El pone el cuerpo, yo no me quiero hacer la víctima, hace todo para salir adelante con mucho positivismo”.

Además, Carmen hizo una revelación que conmovió a todos: “Tiene un cáncer hereditario. Se lo detectaron gracias a Sofía, su novia, quien cuando se enteró que se descomponía muy seguido lo mandó al médico. Le sacaron 10 pólipos y se encontraron con un tumor de 5 centímetros. Su abuelo falleció de eso”, finalizó.