El PAMI pagará, por única vez, un plus en efectivo, en reemplazo de los bolsones de alimentos que se distribuyen a través de los Centros de Jubilados y Pensionados. Esta medida se debe a que los mismos permanecen cerrados por las restricciones derivadas de la pandemia por el COVID-19. El monto será de $1.600 y beneficiará a 540.000 afiliados.

El anuncio fue realizado por la titular de la obra social, Luana Volnovich, junto a su par de la Administración Nacional de la Seguridad Social, Fernanda Raverta. También informaron que, además de la suma extraordinaria para los jubilados, el Estado asistirá con un “subsidio solidario de sostenimiento a esos lugares clave para la socialización y recreación de las personas mayores”.

“El Programa Alimentario brinda de manera mensual a las personas afiliadas que lo necesiten, un bolsón que incluye productos secos seleccionados por nutricionistas para complementar la alimentación diaria y que, por las medidas de aislamiento, los centros de jubilados encargados de su distribución no pueden entregar en tiempo y forma”, señaló el comunicado del PAMI.

Desde la Anses, Raverta afirmó: “Este anuncio es importante en relación al acompañamiento que en este tiempo de pandemia estamos haciendo con los jubilados y jubiladas”.

“Estamos trabajando para volver a poner al organismo en el lugar que supo tener, que es un lugar de mucha empatía, de mucha cercanía con cada argentino y cada argentina, agregó la funcionaria.