La cuarentena tocó la fibra sensible de todos los ciudadanos y, muchos de ellos, hicieron su descargo a través de sus redes sociales. Este fue el caso de Celeste Cid, quien eligió su cuenta de Instagram para compartir un profundo mensaje de reflexión con sus seguidores.

La actriz se enteró ayer que las grabaciones de “Separadas” la tira de Polka de la que es protagonista, no volverá a salir en la pantalla ya que no pueden costearla. Si bien en su texto no menciona esto, seguramente la noticia tuvo mucho que ver.

Junto a un collage de una foto de ella y un chat en el que se lee “día 52 de la cuarentena”, Celeste Cid escribió: “Reflexiono en cosas que me hubiese gustado que me enseñaran a muy temprana edad: el autocuidado, en todo lo amplio del término. ⁣La consciencia del cuerpo -como vehículo terrenal que me permite hacer todas las cosas que hago”.

Luego, continuó: “El conocimiento de sus (mis) tiempos: qué alimentos me nutren – no “qué engorda” o “nos hace más flacas/os”, como si estar flacas/os fuera sinónimo de salud, lo cual -sabemos- no necesariamente va de la mano. La importancia de tomar agua. De hidratarnos. ⁣De algo tan simple como la respiración”.⁣

Además, Celeste se refirió a su propio cuerpo: “De conectar sin “misticismos” con mis dolores, en vez de atacar cada síntoma con pastillas de turno (dolor de cabeza, dolor de panza …el que sea)⁣. Animarme a ver un poco más allá, y preguntarme ¿qué me está avisando mi sistema? ¿qué me quiere decir esto que siento?⁣”, se preguntó.

“El autocuidado también como forma de atención a los vínculos que establecemos: qué permitimos y por qué. ⁣Qué nos gusta y nos hace sentir bien, qué nos da tranquilidad”, explicó la actriz.⁣

Cid contó de donde vino toda esta reflexión y confesó: “Hace unos días tomé un taller con Julieta @astrologia_y_consciencia donde pude conectar con las cosas que me gustaban leer y estudiar de chica: vínculos, relaciones, patrones genéticos, indagar en el propio clan, en nuestros antepasados y la propia idea de vínculo que uno conforma a través de las experiencias de quienes nos antecedieron”. ⁣

“¿A qué tenemos asociado el Amor en nuestras familias? ⁣¿Amor-Compañerismo? ⁣¿Amor-Abandono? ⁣¿Amor-Violencia?⁣ Cuánto de ésto uno replica y sigue perpetuando para seguir perteneciendo a su clan, y cuánto uno está dispuesto a salirse de ese bagaje de repetición para armar su propio camino, su propio modelo, -con nuestras leyes en primera persona-“, indagó.⁣

La actriz además se refirió al camino que forja cada uno: “Y con la consciencia -y la responsabilidad- de ser los verdaderos/as cocreadores/as de nuestra propia ruta, sin echar ninguna “culpa” a nadie, ⁣más bien sosteniéndonos en la seguridad de que somos nosotros mismos quienes construimos nuestro relato,⁣ y allí una vez más: el autocuidado“.

Por último, Celeste Cid remató: “No comprendo cómo estos temas no forman parte de los ciclos lectivos, desde pequeños;⁣ quizá allí estén todas las bases de las personas que luego seremos.

View this post on Instagram

Reflexiono en cosas que me hubiese gustado que me enseñaran a muy temprana edad: el autocuidado, en todo lo amplio del término. ⁣ ⁣ La consciencia del cuerpo -como vehículo terrenal que me permite hacer todas las cosas que hago.⁣ ⁣ El conocimiento de sus (mis) tiempos: qué alimentos me nutren – no “qué engorda” o “nos hace más flacas/os” , como si estar flacas/os fuera sinónimo de salud, lo cual -sabemos- no necesariamente va de la mano.⁣ ⁣ La importancia de tomar agua. De hidratarnos. ⁣ De algo tan simple como la respiración.⁣ ⁣ De conectar sin “misticismos” con mis dolores, en vez de atacar cada síntoma con pastillas de turno (dolor de cabeza, dolor de panza …el que sea)⁣ ⁣ Animarme a ver un poco más allá, y preguntarme ¿qué me está avisando mi sistema? ¿qué me quiere decir esto que siento?⁣ ⁣ El autocuidado también como forma de atención a los vínculos que establecemos: qué permitimos y por qué. ⁣ ⁣ Qué nos gusta y nos hace sentir bien, qué nos da tranquilidad.⁣ ⁣ Hace unos días tomé un taller con Julieta @astrologia_y_consciencia donde pude conectar con las cosas que me gustaban leer y estudiar de chica: vínculos, relaciones, patrones genéticos, indagar en el propio clan, en nuestros antepasados y la propia idea de vínculo que uno conforma a través de las experiencias de quienes nos antecedieron. ⁣ ⁣ ¿A qué tenemos asociado el Amor en nuestras familias? ⁣ ¿Amor-Compañerismo? ⁣ ¿Amor-Abandono? ⁣ ¿Amor-Violencia?⁣ ⁣ Cuánto de ésto uno replica y sigue perpetuando para seguir perteneciendo a su clan, y cuánto uno está dispuesto a salirse de ese bagaje de repetición para armar su propio camino, su propio modelo, -con nuestras leyes en primera persona-.⁣ Y con la consciencia -y la responsabilidad- de ser los verdaderos/as cocreadores/as de nuestra propia ruta, sin echar ninguna “culpa” a nadie, ⁣ más bien sosteniéndonos en la seguridad de que somos nosotros mismos quienes construimos nuestro relato,⁣ y allí una vez más: el autocuidado. ⁣ ⁣ No comprendo cómo estos temas no forman parte de los ciclos lectivos, desde pequeños;⁣ quizá allí estén todas las bases de las personas que luego seremos. 🤍

A post shared by celeste cid (@mcelestia) on