Al poco tiempo del nacimiento de Salvador Uriel, Vicky Xipolitakis llamó a la policía para que se lleven a Javier Naselli, padre de su hijo y actual marido en aquel entonces. El exmatrimonio había tenido una discusión, pero todo terminó en gritos, insultos y con una amenaza contundente por parte de él: sacarle a su hijo.

En julio del año pasado, la mediática no hizo pública la denuncia por violencia de género, sino que acudió a la Unidad de Violencia de Género, junto a su abogado, Fernando Burlando. Si bien ella no dio ningún detalle, se supo que hubo violencia física además de verbal.

Ahora, la defensa de Vicky Xipolitakis avanzó con una medida cautelar para solicitar arresto domiciliario por “lesiones agravadas”. “Conforme a la veracidad de los hechos investigados y a efectos de asegurar la comparecencia del requerido proceso, solicito disponga el arresto domiciliar o prohibición de la salida del país”, expresó Martín Francolino, su abogado.

El documento presentado indica que: “Considerando estar en presencia de un caso de peligro de fuga o entorpecimiento del proceso, la querella solicita el dictado de medidas cautelares que limiten la libertad ambulatoria del requerido como la prohibición de salir del ámbito territorial que determine o arresto en su propio domicilio o en el de otra persona”.

Además, el abogado de Xipolitakis argumenta que Naselli “intentará sustraerse de las obligaciones procesales” o debido a su dinero e influencias, entorpecer la causa. Si la justicia admite el pedido del abogado querellante, Naselli podría quedar en prisión domiciliaria en Estados Unidos, su país de residencia, hasta que se vuelvan a encontrar en una audiencia en el mes de julio”.

Cabe destacar que, Salvador Uriel, el hijo que tienen en común, también sufre las consecuencias de esta situación. Tiempo atrás, Vicky reveló: “Desde que me separé me mantiene mi papá. El siempre me trae todas las cosas, pero como tiene 60 años y es grupo de riesgo ahora me manda las cosas. Otra cosa que me ayudan mucho son los canjes. Lo único que me interesa es proteger a Salvador. No quiero que le pase nada”.